Elegir cómo invertir en tu negocio

Al igual que con cualquier negocio, debes comprometer tu tiempo y dinero para que tu negocio de dropshipping triunfe. Si bien puedes decidir qué invertir en cada área del negocio, el dropshipping generalmente funciona mejor cuando inviertes tiempo en ciertas áreas y dinero en otras.

Ejemplos de dónde invertir tu tiempo

Un negocio de dropshipping tiene muchas partes, como productos, pedidos, diseño, marketing, éxito de clientes, envíos, pagos y proveedores. Para que tomes buenas decisiones a medida que tu negocio crezca, debes entender cómo funciona cada parte.

Invertir tu tiempo en crear las partes centrales es una buena manera de asegurarte de que aprenderás cómo funciona tu negocio. Estos son algunos ejemplos de áreas donde invertir tu tiempo cuando creas un negocio de dropshipping.

  • Elegir proveedores: la calidad de los productos, la rapidez del procesamiento de pedidos y el embalaje de los pedidos pueden ser factores importantes para que tus clientes dejen buenas reseñas, recomienden tu tienda a otros o realicen pedidos en tu tienda nuevamente. Si pasas tiempo investigando varios proveedores, aprendes con cuáles puedes comenzar tu negocio y cuáles podrías usar más adelante.

    Por ejemplo, puedes encontrar un proveedor que tenga productos de excelente calidad, procesamiento rápido de pedidos y opciones de embalaje personalizadas, pero las cantidades mínimas de pedido son muy altas. Para comenzar, es posible que elijas un proveedor que no tenga cantidades mínimas de pedido, productos de buena calidad, procesamiento lento de pedidos y un embalaje promedio, hasta que puedas cumplir con las cantidades mínimas de pedido del otro proveedor.

    Para más información sobre cómo elegir proveedores, consulta Elegir proveedores.

  • Elegir productos: si inviertes tiempo en aprender qué productos vender, entonces podrás juzgar mejor la calidad, establecer precios apropiados y aprender qué otros productos están disponibles para dropshipping.

    Por ejemplo, supongamos que vendes vestidos de dama y los publicas como rojos, azules, verdes y grises. A pesar de esto, recibes correos electrónicos preguntando sobre colores específicos de los vestidos porque las diferentes pantallas de computadoras muestran tonos levemente diferentes de cada color. Sabes que tus clientes quieren que sus parejas puedan combinarse su atuendo. Como investigaste tus productos al principio, sabes que tu proveedor ofrece otras opciones de vestimenta con el mismo material que tus vestidos. Conocer las otras ofertas de productos de tu proveedor ahora te permite ofrecer corbatas, bufandas y pañuelos que combinen con tus vestidos como productos adicionales.

    Para más información sobre cómo elegir productos, consulta Elegir productos para vender.

  • Aprender sobre tus clientes y el mercado: entender la demografía de tus clientes y las tendencias en tu mercado te ayuda a tomar mejores decisiones de marketing, como qué tipos de descuentos ofrecer y dónde centrar tus esfuerzos de marketing.

    Por ejemplo, podrías vender zapatos para caballeros y darte cuenta de que los más jóvenes prefieren ciertas marcas, mientras que los de más edad prefieren otras. Si descubres que los hombres más jóvenes suelen gastar menos dinero que los hombres mayores en zapatos, entonces puedes ofrecer envíos gratis o un porcentaje de descuento para las marcas que los hombres más jóvenes prefieren para aumentar las tasas de conversión. También puedes proponer complementos u ofertas buy one, get one half-off para las marcas que prefieren los hombres mayores para aumentar el valor promedio de tus pedidos.

  • Aprender nuevas habilidades: al invertir tu tiempo en trabajar para tu negocio, aprendes a gestionar todas las partes de un negocio, lo que puede ayudarte en todos tus proyectos futuros. Si a la primera intentas realizar todas las tareas tú mismo, aprendes qué herramientas existen para ayudarte, qué habilidades podrían ser valiosas para contratar un empleado a medida que creces, y apreciarás mejor cada parte de un negocio.

    Por ejemplo, incluso si no eres diseñador, puedes intentar diseñar tu primer sitio web, logotipo y boletín de marketing. Al hacerlo, aprendes cómo se llaman ciertos elementos de diseño, como los códigos HEX, los encabezados H1 y las listas no ordenadas, lo que te ayuda a explicar mejor lo que deseas a cualquier diseñador que contrates más adelante.

Ejemplos de dónde invertir tu dinero

Si tienes algunos fondos reservados para ayudarte a arrancar tu negocio, puedes delegar parte del trabajo a profesionales independientes o a los Shopify Experts. Esto puede ayudarte con algunas partes de un negocio de dropshipping que pueden requerir conocimientos especializados o habilidades que puedes tardar mucho en adquirir.

Estos son algunos ejemplos de dónde invertir tu dinero cuando creas un negocio de dropshipping.

  • Agregar funciones adicionales a tu sitio web: la Tienda de aplicaciones de Shopify tiene cientos de aplicaciones exclusivas que pueden agregar funciones a tu negocio. Si a tu negocio le conviene una función adicional, entonces invertir en una aplicación podría acelerar el éxito de tu negocio.

    Por ejemplo, quizá quieras que tus clientes personalicen sus productos agregando imágenes o texto a sus pedidos. En lugar de invertir tu tiempo en aprender códigos y cómo los sitios web se hablan entre sí para obtener los datos que te dan tus clientes, puedes permitir que una aplicación agregue esa función a tu sitio web.

  • Explorar más opciones de marketing: Si bien hay muchas opciones de marketing gratis, gastar dinero en campañas de marketing te permite elegir entre más opciones para encontrar la que mejor se adapte a tu negocio.

    Por ejemplo, los anuncios de Facebook y los anuncios de Google no son gratuitos, pero llegan a una amplia gama de clientes potenciales. Al usar estos tipos de anuncios puedes llegar a tus clientes más rápido que esperando que te encuentren.

  • Personalizar tu negocio: la mayoría de las opciones gratuitas o de bajo costo para las distintas partes de tu negocio exigen que uses ciertas plantillas u opciones. Al invertir dinero, puedes personalizar más tu negocio para que destaque.

    Por ejemplo, Shopify ofrece muchos temas gratuitos, pero hay muchos otros temas pagos disponibles en la Tienda de temas de Shopify que pueden adaptarse mejor a tu negocio.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis