Preparar tus finanzas

Cuando lanzas un negocio de dropshipping, debes mantener tus finanzas personales y comerciales separadas. Esto te facilitará la contabilidad y te ayudará a cumplir con las leyes fiscales locales.

Cómo configurar ciertas cuentas comerciales, comprender las leyes comerciales y fiscales locales y elegir un método de contabilidad es lo primero que debes saber.

Configurar cuentas comerciales

Cada gobierno regional requiere cuentas diferentes que los negocios deberían configurar. Por ejemplo, a menudo se requieren las siguientes cuentas para nuevos negocios:

  • Una cuenta bancaria empresarial: en la mayoría de los países del mundo es común tener todos los ingresos y gastos comerciales manejados por una sola cuenta comercial. Abrir una cuenta bancaria para tu negocio te permite administrar y hacer un seguimiento de tus finanzas fácilmente.

  • Cuentas comerciales de formas de pago locales: si deseas aceptar pagos a través de un método de pago local, como Sofort en Alemania o iDeal en los Países Bajos, verifica qué requisitos tiene el método de pago para las cuentas comerciales. Registrarte para obtener opciones de pago locales ayuda a forjar la confianza en tu marca aceptando formas de pago con los que tus clientes estén familiarizados.

    Visita la página proveedores de pago para ver los métodos disponibles para aceptar pagos en tu región.

  • Cuenta comercial de formas de pago internacionales: si planeas aceptar pagos a través de un método de pago internacional como Paypal, es probable que necesites una cuenta comercial con esa forma de pago para conectarla con Shopify.

    Visita nuestra página pasarelas de pago para ver qué pasarelas están disponibles en tu región.

  • Tarjeta de crédito empresarial: es posible que debas gastar más dinero de lo que estás acostumbrado cuando tienes que cumplir con las cantidades mínimas de pedido de tus proveedores. Tener una tarjeta de crédito comercial conectada a tu cuenta bancaria comercial para usarla para estos tipos de compras y mantener tus gastos en un solo lugar ayuda.

  • Cuenta de ahorros para negocios: si haces depósitos regularmente en una cuenta de ahorros para tu negocio, entonces puedes estar más preparado para cualquier gasto inesperado en el que incurra tu negocio.

    Por ejemplo, es posible que encuentres un nuevo proveedor que tenga un nuevo producto que desees vender, pero el proveedor tiene costos de pedido mínimos muy superiores a los que estás acostumbrado. Si tienes dinero ahorrado para el negocio, entonces puedes pagar estos costos más altos.

Aspectos fiscales del análisis

Ponte en contacto con el gobierno local y la oficina comercial para descubrir qué leyes fiscales se aplican a los negocios de dropshipping en tu área. Dropshipping es un tipo de negocio único porque la mayor parte del negocio se ejecuta en línea.

Investiga lo siguiente para asegurarte de entender bien lo que se espera de tu negocio de dropshipping:

  • Los números de registro de negocios que debes obtener: la mayoría de las regiones del mundo requieren que un negocio se registre para obtener algún tipo de identificación comercial. Por ejemplo, la mayoría de los negocios en Estados Unidos necesitan un número de identificación de empleador (NIE) para declarar impuestos o abrir una cuenta bancaria para su negocio.

    Si recibes todos los documentos comerciales que necesitas para administrar tu negocio lo antes posible, entonces estás mejor preparado para trabajar con proveedores, responder a auditorías y cumplir con las leyes tributarias.

  • Los casos en que debes cobrar y remitir los impuestos: algunas regiones no requieren que los negocios recolecten o remitan impuestos hasta que lleguen a una cierta cantidad de ingresos dentro de un lapso específico. Otras regiones esperan que se recaude los impuestos en cada transacción, pero solo si el cliente está en la misma región.

    Si sabes lo que se espera de tu negocio en cada etapa de su desarrollo, puedes prepararte y cobrar el monto correcto de impuestos cuando lo necesites.

  • Lo que puedes deducir de tus ingresos: algunas regiones otorgan beneficios fiscales a diferentes niveles de negocio. Si administras tu negocio desde una oficina en casa, es posible que puedas deducir algunos artículos usados para administrar tu negocio desde tu casa, como tu computador portátil, Internet o el mobiliario de oficina.

    Tener conciencia de lo que puedes deducir de tus ingresos te ayuda a pagar los impuestos apropiados y te mantiene en línea con las leyes tributarias locales.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis