Tipos de dropshipping

Explicado de forma simple, el dropshipping se refiere a cualquier negocio que gestiona sus pedidos comprando productos a otra persona o negocio, y estos los envían directamente al cliente. Debido a que esta definición es tan amplia, permite muchos tipos diferentes de dropshipping.

Revisa los diferentes tipos de dropshipping que se presentan a continuación para comprender sus diferencias y para cuáles personas o negocios funcionan mejor.

Reventa de productos

De qué se trata

El tipo más común de dropshipping es cuando una empresa encuentra productos de una variedad de fuentes y los pone a disposición para venderlos online todo en un solo lugar.

Estos negocios facilitan que el público en general encuentre y adquiera estos productos. Además, estos negocios generalmente proporcionan un valor adicional a través de revisiones detalladas de los productos, el contenido único sobre los productos o una biblioteca de recursos curada para los productos.

Para quién es bueno

La reventa directa de productos es excelente para alguien que tiene una buena cantidad de conocimientos sobre una industria o público particular. Por ejemplo, alguien que conozca sobre el desarrollo infantil podría crear un negocio dropshipping sobre los diferentes juguetes que mejor se adaptan a niños de diferentes edades.

Otro ejemplo podría ser alguien que sepa mucho sobre las personas que trabajan desde casa. Podría crear una tienda repleta de materiales de oficina únicos y prácticos para una oficina en el hogar.

Este tipo de dropshipping también es bueno para las personas que se destacan en el marketing, ya que la reventa de productos es un tipo común de dropshipping, por lo que puede ser difícil atraer a los clientes. Si puedes aplicar estrategias innovadoras para promocionar tu negocio, es más probable que tengas éxito con este tipo de dropshipping.

Extensiones de negocio

De qué se trata

Muchas tiendas minoristas no tienen presencia online. Puede que quieran tenerla, pero muchos no tienen el tiempo, los fondos o los conocimientos para poner su negocio online. Algunas compañías de dropshipping eligen trabajar con estos negocios y convertirse en su presencia online. Cada vez que el negocio de dropshipping realiza una vez, se le pide a la tienda física que envíe el artículo al cliente.

Para quién es bueno

Los dropshippers que deciden ser la extensión de un negocio por lo general ya tienen tener una relación establecida con la tienda minorista. Debes conocer los niveles de inventario y los detalles de los productos, así como tomarles fotos de buena calidad. Esto funciona bien en ciudades más pequeñas donde los negocios podrían estar más dispuestos a estudiar la posibilidad de expandir su mercado, algo más difícil de hacer en las zonas rurales.

Este tipo de dropshipping conlleva más esfuerzo porque necesitas establecer una relación con la tienda minorista. Obtener los niveles de inventario apropiados, escribir los detalles del producto y tomar fotos de productos puede demorar mucho tiempo. Sin embargo, el beneficio es que tienes menos competencia a través del acceso exclusivo a los productos de la tienda minorista y puedes asociarte con la tienda para temas de branding y marketing.

Por ejemplo, un negocio de dropshipping en Smiths Falls, Canadá podría asociarse con sus tiendas boutique locales y crear una presencia online curada para ellos. Las tiendas minoristas podrían agregar el sitio web a sus tarjetas de visita e incluirla en su propio marketing también.

Otro ejemplo es un negocio de dropshipping en Ámsterdam que podría asociarse con artistas emergentes de su ciudad para ayudarlos a vender su arte en todo el mundo. Esto permite que los artistas se centren en crear sus productos y el negocio de dropshipping en ayudarlos a aumentar las ventas.

Creación de producto

De qué se trata

Algunos negocios de dropshipping eligen agrupar los productos, o ponerlos en combo, para que puedan venderse como un solo producto. Por ejemplo, un negocio de dropshipping podría encontrar un proveedor con una gran línea de productos de artesanías y crear sus propias manualidades usando esos suministros. Al crear nuevas ideas de artesanía, la compañía dropshipping puede empaquetar los suministros de artesanías y vender un kit "crea tu propia artesanía". Luego, pueden enviar los suministros y enviar las instrucciones por correo electrónico al cliente, o ponerlas a disposición en un enlace de descarga en el sitio web después de la compra.

Para quién es bueno

Hacer nuevos productos combinando los existentes puede ser difícil y requiere un cierto nivel de creatividad. Sin embargo, otro producto común que puedes crear es simplemente un conjunto de productos que resultan útiles comprar juntos. Por ejemplo, es posible que un niño que regrese a la escuela necesite todos los materiales para la vuelta a clases y puedas crear paquetes o combos de material escolar para cada grado o año escolar.

Ten en cuenta que si creas un producto que contenga productos adquiridos por dropshipping a diferentes proveedores, los productos llegarán al cliente en tiempos diferentes. Lo mejor es crear nuevos productos con productos que provienen de un solo proveedor que empaqueta todos los productos de un pedido en un solo paquete.

Impresión a pedido

De qué se trata

La impresión a pedido es un tipo de dropshipping donde una empresa quiere vender productos a los que se le imprime un texto o una imagen. La mayoría de los servicios de impresión ofrece una amplia selección de productos para imprimir, como cortinas de ducha, tazas, tazones de comida para mascotas y camisetas.

Por ejemplo, una banda de música quiere aumentar su presencia vendiendo productos con imágenes o el nombre de la banda impresos. Al trabajar con un servicio de impresión por solicitud, pueden subir sus imágenes y cada vez que hagan una venta, el servicio imprimirá el producto y lo enviará directamente al cliente en nombre de la banda.

Para quién es bueno

La impresión a pedido requiere que tengas una idea de lo que deseas imprimir en los productos. Después de que lo tengas claro, debes ponerlo en un formato que el servicio de impresión pueda aceptar, normalmente a través de una carga de imagen con requisitos de tamaño específicos.

Al igual que ocurre con la reventa de productos, saber cómo promocionar el producto que estás creando es de gran ayuda. La impresión a pedido es otra forma común de dropshipping y muchos negocios imprimen en artículos comunes como tazas y camisetas. Si tienes acceso a un grupo específico de personas que tienen un interés común, es posible que esta forma de dropshipping sea la adecuada para ti.

Para obtener una lista de verificación sobre cómo crear una tienda de impresión a pedido, consulta Configurar una tienda de impresión por solicitud en Shopify.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis