Tomar fotografías del producto

Usar fotografías de alta calidad de los productos en tu tienda demuestra a tus clientes lo que conseguirán si compran tus productos. Tu tienda online se ve más profesional con fotografías de buena calidad del producto. Además, pueden aumentar la confianza de los clientes en tu marca.

Si deseas tomar las fotos de buena calidad en casa, hay algunas herramientas que puedes usar y pasos a seguir para obtener los mejores resultados.

Definiciones de fotografía

  • Abertura: la abertura es el espacio en la lente de la cámara por el que pasa la luz hacia su interior. Su tamaño se puede modificar para controlar cuánta luz llega al sensor o a la película. El diámetro de abertura, también conocido como número f, afecta la exposición y la profundidad de campo.
  • Prioridad de abertura: la prioridad de abertura es un modo de cámara en el que configuras manualmente la abertura, mientras que la cámara selecciona automáticamente una velocidad de obturador.
  • Profundidad de campo: la profundidad de campo define el área de enfoque nítido. Una abertura menor produce una menor profundidad de campo o área enfocada.
  • Exposición: la exposición de la cámara es la cantidad total de luz que llega a la película o al sensor cuando se toma una fotografía. Determina el brillo o la oscuridad general de una foto.
  • Número f : es la longitud focal de la lente. El número f determina la cantidad de luz que permites llegar al sensor a través del orificio de abertura de la cámara.
  • ISO: la ISO controla la sensibilidad del sensor. Cuanto más alta sea la ISO, más ruido habrá. Muchas veces la ISO más baja a la que puedes ajustar tu cámara es ISO 100, así que configúrala así si es posible.
  • Velocidad de obturador: la velocidad de obturador es el tiempo que la lente se mantiene abierta y el sensor queda expuesto a la luz al tomar una foto. Las velocidades de obturador lentas capturan el desenfoque de sujetos en movimiento. Las velocidades de obturador altas te permiten captar un solo milisegundo en el tiempo.
  • Balance de blancos: el balance de blancos es el ajuste que se realiza a una imagen para compensar la temperatura de la luz que ilumina la escena. Las cámaras ofrecen algunos valores predefinidos basados en los tipos más comunes de iluminación, pero también se pueden configurar manualmente durante o después de la toma.

Herramientas para la fotografía de producto

Una buena foto se compone de una serie de elecciones que incluyen iluminación, exposición, estilo y decisiones sobre el postprocesamiento.

Si deseas tomar las fotos con el aspecto más profesional posible desde tu casa, puedes utilizar el equipamiento siguiente o parte de este:

  • la ubicación correcta (una habitación con una ventana)
  • una cámara
  • un trípode
  • una mesa
  • un fondo blanco
  • cinta
  • tarjetas reflectoras blancas hechas de cartón pluma o papel

1. Elegir una ubicación

Si no eres un experto en fotografía y no cuentas con luces de fotografía, debes tomar las fotografías en una habitación junto a una ventana. Las lámparas de interiores y los flashes integrados de las cámaras pueden crear contrastes intensos, reflejos de luz y cambios de color indeseables en tus fotos.

Puedes colocar tu equipo más cerca de la ventana para crear una luz más suave con sombras más oscuras y suaves. También puedes colocar tu equipo más lejos para crear una luz más uniforme, pero con sombras más nítidas y claras.

2. Elegir una cámara

Deberías tomar las fotos de productos con la mejor cámara que tengas disponible.

Si bien una cámara de mayor calidad puede producir imágenes de mayor calidad, no necesitas un equipo profesional para tener buenos resultados. Puedes usar una cámara DSLR asequible, una cámara compacta o tu teléfono inteligente.

3. Elegir un trípode

Es posible que necesites un trípode para estabilizar tu cámara. Los trípodes son más importantes cuando usas la configuración manual de la cámara, especialmente en condiciones con poca luz.

Por ejemplo, si estás utilizando un teléfono inteligente frente a una ventana muy grande, es posible que no necesites un trípode. Sin embargo, podría ser útil para la estabilidad.

Si estás utilizando una cámara DSLR manual, es posible que necesites usar un trípode para estabilizarla, y así usar una abertura muy reducida y una velocidad de obturador más lenta. Cuando usas esta configuración, permites que entre una mayor cantidad de luz y obtienes una mayor profundidad de campo, pero es posible que la cámara se desenfoque.

4. Elegir tu superficie

Puedes usar cualquier mesa que tengas y colocarla cerca de una ventana. Un buen ancho de mesa estándar para la fotografía de productos está entre 24 y 27 pulgadas.

5. Crear un fondo blanco

Asegúrate de que tus productos sean el centro de atención de la foto eliminando distracciones visuales. Usar un fondo blanco y puro para colocarlo detrás de tu producto garantiza que será el elemento central.

Hay una variedad de opciones de fondo según tu presupuesto. Busca una lámina blanca para póster en tu centro comercial o tienda de artículos de oficina locales, u online.

También puedes comprar un fondo de fotografía más profesional, que consiste en un rollo de papel sobre un carrete. Si planeas hacer mucha fotografía de productos, estos fondos pueden ser útiles porque, cuando la parte utilizada se ensucia, puedes recortarla y usar un nuevo pedazo.

6. Asegurar tu set con cinta adhesiva

Puedes usar cinta adhesiva o pinzas para asegurar tu lámina o fondo de papel, dependiendo del tipo de mesa que estés usando, para que tu lámina o fondo se mantenga en un ángulo de 90 grados.

7. Usar una tarjeta reflectora

Si deseas tener más control sobre la luz en tu foto, puedes usar un cartón pluma blanco para reflejar la luz o un cartón pluma negro para absorberla.

Cuando iluminas tu producto con luz natural, hay un lado claro en el que da la luz y un lado de sombra. A veces, el lado de sombra puede ser demasiado oscuro, por lo que puedes usar algo blanco para reflejar la luz en las sombras y aclararlas.

También puedes usar un cartón pluma negro para que las sombras sean más profundas. Esto es útil si estás fotografiando un producto blanco con un fondo blanco. Puedes agregar cartón pluma negro a los lados, justo fuera de la foto y detrás del producto para crear un borde oscuro en el producto blanco.

Puedes comprar el cartón pluma en un centro comercial o tienda de arte. También puedes, simplemente, usar una hoja de papel blanco para impresora o un fragmento de lámina para pósters.

Configuración y técnicas de fotografía

La siguiente es una lista de pasos que puedes seguir para crear tu set de fotografía y ajustar la configuración de tu cámara.

  1. Preparar tu mesa
  2. Preparar tu fondo
  3. Ajustar la configuración de la cámara
  4. Preparar tu producto
  5. Preparar tu tarjeta reflectora
  6. Tomar la foto y evaluarla
  7. Retocar tus imágenes
  8. Optimizar imágenes para tu sitio web

1. Configurar el tablero

Coloca tu mesa lo más cerca posible de la ventana sin tapar la sombra de la ventana. Comienza con la ventana a 90 grados a la derecha o a la izquierda de tu set. Asegúrate de que la luz solar directa no ilumine demasiado tu set.

También puedes intentar girar el set para que la ventana esté en un ángulo de 45 grados o probar con la ventana alineada con el set para un estilo diferente de iluminación natural.

Apaga todas las demás luces dentro de la habitación en la que estás haciendo las tomas, pues otra luz contaminaría el set.

2. Configurar el barrido

Si deseas un fondo blanco continuo, puedes barrer tu set. Barrer, en fotografía de productos, significa acomodar tu cartón o papel de fondo para que pase de estar plano sobre la mesa a estar curvado en vertical. Quizá necesites enrollarlo para que tome esa forma.

Un ejemplo de configuración es una mesa colocada junto a una pared y el fondo pegado con cinta a la pared y la mesa. Si no tienes ninguna pared, puedes crear algo para asegurar la parte posterior del fondo.

Coloca tu producto en el centro en la parte plana del fondo y deja suficiente espacio para agregar tu tarjeta reflectora más adelante.

3. Ajustar la configuración de tu cámara

Antes de comenzar a ajustar la configuración de exposición de tu cámara, asegúrate de que tu cámara esté configurada de la manera siguiente:

  1. Configura tu balance de blancos (WB) como automático.
  2. Desactiva tu configuración de flash.
  3. Establece la configuración de tu imagen con la mayor calidad. Busca la L de Tamaño grande y la calidad Superfine.
  4. Establece tu ISO en 100.

Opción A: configura tu cámara en modo manual (M)

Tienes mayor control sobre tus fotografías cuando las tomas en modo manual. En el modo manual, configuras tanto el número f como la velocidad de obturador por separado.

Pasos:

  1. Establece tu número f en el número más alto para obtener la mayor profundidad de campo.
  2. Ajusta tu velocidad de obturador lo suficientemente brillante como para que la imagen se exponga correctamente en la vista previa.

Opción B: usar el modo de prioridad de abertura (AV)

En el modo de prioridad de abertura, configuras el número f y, luego, la cámara ajusta la velocidad de obturador para que funcione con el número f que elegiste.

Pasos:

  1. Establece el número f más alto.
  2. Opcional: si la velocidad de obturador que elige la cámara parece incorrecta, es posible que debas usar la compensación de exposición para agregar luz.

Opción C: exposición automática

  1. Si tienes una compensación de exposición, es posible que debas agregar +1 o +1½ para obtener la exposición correcta. Si solo puedes elegir ajustes predefinidos, intenta seleccionar uno de poca luz como Sunset.

4. Configurar el producto

Tómate tu tiempo para acomodar tu producto apropiadamente en tu set. Toma algunas fotos de prueba para asegurarte de que todos los detalles importantes del producto sean visibles. Quizá necesites hacer muchos movimientos para que todo se alinee perfectamente desde el punto de vista de la cámara.

Por ejemplo, si tu producto es una botella, intenta mantener la etiqueta centrada.

5. Configurar la tarjeta reflectora

Si estás usando una tarjeta reflectora blanca, prueba diferentes ángulos para ver cómo cambia la iluminación. La luz rebota en la tarjeta y llena las sombras.

6. Tomar la foto y evaluar

Cuando tomes las primeras imágenes, tómate un tiempo para observarlas. Considera lo que funciona, lo que no funciona y lo que podrías hacer para mejorar.

Haz tomas en múltiples ángulos para darles a tus clientes diferentes perspectivas del producto. Algunos clientes pueden preferir imágenes de cerca y otros podrían querer ver los artículos directamente.

Algunos ángulos de la cámara que puedes probar son:

  • a nivel del ojo, que muestra tu producto tal y como lo verías directamente;
  • ángulo alto, que muestra tu producto como si lo estuvieras mirando desde arriba;
  • ángulo bajo, que muestra tu producto como si lo estuvieras mirando desde abajo.
  • vista a vuelo de pájaro que muestra tu producto como si estuvieras encima de él.

7. Retocar tus imágenes

Cuando tienes imágenes finales con las que estás satisfecho, puedes usar un software de edición de fotos para retocar cualquier área que necesite mejoras, como aclarar el fondo a blanco.

Hay una variedad de softwares de retoque disponibles y, dependiendo de tu rango de precios, quizá desees contratar a un profesional para que haga el retoque por ti. También puedes buscar aplicaciones en la tienda de aplicaciones de Shopify o contratar a un experto de Shopify.

8. Optimizar y dimensionar imágenes para tu sitio web

Quizá quieras utilizar una herramienta de edición de imágenes para optimizar tus fotos de alta calidad y cambiar su tamaño para la web. Las imágenes grandes pueden conducir a tiempos de carga de página más lentos. Un buen tamaño de imagen al que aspirar no debe ser superior a 200 KB, ya que los números más bajos son mejores.

Existe una variedad de herramientas y software disponibles en línea que puedes usar para optimizar tus imágenes para la web. También puedes usar una aplicación de la tienda de aplicaciones de Shopify o contratar a un experto de Shopify para que te ayude.

¿Estás listo/a para comenzar a vender con Shopify?

Prueba gratis