Cambiar temporalmente tu línea de productos

Cuando ocurran situaciones que afecten tu capacidad de venta, como la pandemia actual de COVID-19, considera la posibilidad de adaptar tu línea de productos para satisfacer las nuevas necesidades y realidades.

Satisfacer nuevas necesidades

Mucha gente está en una situación muy diferente a la acostumbrada y está atravesando nuevos desafíos. Piensa en cómo tus productos podrían adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes.

  • ¿Alguno de tus productos puede adaptarse para ayudar a desarrollar habilidades u ofrecer entretenimiento?
  • ¿Puedes ofrecer acceso a tus productos de forma más económica, con opciones como alquiler o tarifas de envío más bajas?
  • ¿Tus productos pueden adaptarse para usarse como actividades familiares o entretenimiento para niños?
  • ¿Tus productos pueden usarse para crear una oficina en casa o para que trabajar desde casa sea más agradable?
  • ¿Se pueden usar tus productos para crear una conexión entre las personas?

Crear una nueva línea de productos diseñada para satisfacer una nueva necesidad

Podrías crear nuevos productos que tengan como objetivo resolver nuevas inquietudes de los clientes. Revisa los siguientes ejemplos para ver si alguno podría adaptarse a tu negocio:

  • Si tienes una tienda de ropa, puedes crear una nueva línea para las personas que se quedan en casa. Por ejemplo, crea una nueva línea de ropa para la gente que necesita un look profesional para reuniones por video, pero quieren sentirse cómodas.

  • Si tienes un negocio de jardinería, puedes crear nuevas líneas de productos enfocadas en cualquiera de las siguientes opciones:

    • Plantas especiales para que los niños siembren o ayuden a cuidar
    • Plantas para las oficinas en casa y que no afecten a las mascotas
    • Plantas que se pueden usar como insumos de cocina, como hierbas o verduras de fácil cultivo
  • Si vendes un producto de entretenimiento en el hogar, puedes ofrecer una línea de productos "dos por uno" donde los clientes puedan regalar el segundo producto a un amigo o miembro de la familia. Por ejemplo, si vendes rompecabezas, un cliente puede comprar uno para él y enviar uno a un amigo para que ambos puedan armarlo en una competencia amistosa.

Ofrece alquiler de tus productos o servicios

Si es posible, permite que los clientes alquilen parte de tus equipos o productos. Revisa los siguientes ejemplos para ver si alguno podría adaptarse a tu negocio:

  • Si tienes una tienda de artículos de ocio, puedes ofrecer parte de tu equipo en alquiler diario, semanal o mensual. Por ejemplo, si vendes bicicletas, puedes rentar bicicletas a personas que tienen más tiempo para hacer actividades de ocio pero tienen fondos limitados para comprar una bicicleta nueva.

  • Si tienes una tienda de muebles, podrías alquilar productos para que los clientes prueben piezas nuevas o diseñen espacios nuevos temporalmente. Por ejemplo, si vendes mobiliario de oficina, podrías ofrecer en alquiler juegos de oficina en casa para aquellas personas que necesitan trabajar desde su casa temporalmente.

  • Si tienes un negocio que atrae a clientes por ciertos productos particulares que ofreces como servicio, puedes ofrecer tales productos en alquiler. Por ejemplo, si tienes una cafetería con juegos de mesa, puedes permitir que la gente alquile tus juegos, y además ofrecer bebidas o comida cuando tus clientes retiren o reciban un juego de mesa.

Ofrecer kits para crear o recrear algunos de tus productos

Ofrece kits de productos y tutoriales para que los clientes puedan recrear algunos de tus productos en casa. Revisa los siguientes ejemplos para ver si alguno podría adaptarse a tu negocio:

  • Si tienes un restaurante o negocio de comida, puedes ofrecer recetas gratis o económicas de bebidas, postres, aperitivos o platos principales exclusivos que los clientes puedan preparar en casa mientras no puedan visitar tu negocio físico. Por ejemplo, si tu negocio tiene un plato de pasta que los clientes disfrutan, puedes ofrecer la salsa de la pasta junto con una receta para preparar el plato en casa, con pasos opcionales para que los niños puedan ayudar.

  • Si eres un artista, puedes vender kits para que los clientes puedan crear sus propias obras de arte con videos o tutoriales paso a paso. Por ejemplo, si vendes pinturas, puedes vender un kit que contenga pequeños recipientes de pintura, un pincel o dos, y un video tutorial sobre cómo pintar algo con tu estilo.

  • Si tienes un negocio que ofrece una experiencia única, puedes vender un kit donde la gente pueda recrear esa experiencia en casa. Por ejemplo, si tienes un negocio de minigolf, puedes diseñar algunos pequeños "campos" de golf que la gente podría hacer en casa y vender un kit con algunos obstáculos divertidos, pelotas y palos de golf baratos para jugar dentro de casa o en el patio.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis