Cargos de la aplicación

Existen cuatro tipos diferentes de cargos y créditos relacionados con la aplicación que puedes ver reflejados en tu factura:

  • Cargos por suscripción: estos cargos se cobran por el uso recurrente de una aplicación, como por ejemplo, una suscripción mensual. Aparecen en tu factura de suscripción habitual de Shopify.
  • Cargos por uso de la aplicación: estos cargos son variables en función de las veces que uses la aplicación o el servicio con el que se integra (como el número de interacciones proporcionadas por una aplicación de servicio al cliente). Aparecen en tu factura habitual de suscripción de Shopify.
  • Compras únicas de la aplicación: estos cobros corresponden a servicios específicos proporcionados por una aplicación (como una sola migración de tus datos de una plataforma a otra). Aparecen en facturas separadas.
  • Créditos de aplicación: tienes derecho a créditos de aplicación en determinadas circunstancias, como por ejemplo: cuando seleccionas un plan inferior para la suscripción a una aplicación de pago, a la mitad de tu ciclo de facturación. Estos créditos aparecen en tu factura de suscripción de Shopify y se pueden usar para futuros cargos de aplicación en Shopify.

Suscripciones

Se te facturan las suscripciones y el uso de aplicaciones como parte del período de facturación de suscripción de 30 días de Shopify. Sin embargo, tu aplicación tiene un ciclo de facturación independiente de 30 días, lo que afecta a los cargos que verás en tu factura de Shopify.

Ciclo de facturación de Shopify

Ciclos de facturación de aplicaciones

Se te factura cada 30 días por tu suscripción a Shopify y pagas por adelantado los siguientes 30 días. Por ejemplo, supongamos que recibes tu factura de Shopify el 5 de abril. Dado que abril tiene 30 días, el ciclo terminará a finales del 4 de mayo. El 5 de mayo, se te facturará el segundo mes de tu suscripción. El pago del tercer mes se factura el 4 de junio, ya que mayo tiene 31 días.

Ciclos de facturación de aplicaciones

Las aplicaciones que cobran a los comerciantes que usan suscripciones, se facturan en un ciclo de facturación independiente de 30 días. Este ciclo de facturación se cobra al mismo tiempo que la suscripción a Shopify. Hay dos tipos de suscripciones:

  • Planes de precios recurrentes
  • Planes de precios de uso

Planes de precios recurrentes

Los cargos recurrentes de la aplicación se facturan con la siguiente factura de 30 días de Shopify. En el ejemplo siguiente, la factura del 5 de mayo incluye la suscripción de la aplicación que se superpone del 20 de abril al 20 de mayo. La factura del 4 de junio incluye igualmente la suscripción de la aplicación del 20 de mayo al 19 de junio (ya que mayo tiene 31 días).

Ciclos de facturación de aplicaciones

Planes de precios de uso

Si usas aplicaciones que facturan por uso, siempre se te facturarán estos eventos de uso en la siguiente factura. Por ejemplo, en el diagrama a continuación, el registro de uso creado el 26 de abril aparecerá en la factura del 5 de mayo. El registro de uso del 15 de mayo aparece en la factura del 3 de junio. Aunque estos dos registros de uso están vinculados a la misma suscripción de aplicación, aparecen en dos facturas independientes.

Ciclos de facturación de aplicaciones

Es importante tener en cuenta estos diferentes ciclos de facturación al momento de considerar las facturas de las aplicaciones, la desinstalación y los cargos por uso de las mismas.

Si bien verás cargos recurrentes de la aplicación en tu cuenta tan pronto como apruebes el cargo de la aplicación que hayas descargado, los mismos no serán pagaderos de inmediato. Los cargos recurrentes de la aplicación se cobran a tu cuenta cuando recibas tu factura de suscripción de Shopify de 30 días o si excedes tu límite de facturación (lo que ocurra primero).

Si dejas de pagar tus cuentas o cierras tu tienda, Shopify congela tu cuenta y los cargos recurrentes de tus aplicaciones. Si vuelves a iniciar tus pagos, o vuelves a abrir tu tienda dentro de 30 días, Shopify descongela tu cuenta y se reanudan los cargos de aplicaciones.

Es buena idea eliminar todas las aplicaciones que cobran cargos recurrentes antes de pausar tu tienda, de modo que puedas evitar que se te cobren mientras no las uses.

Desinstalar aplicaciones con cargos recurrentes

Asegúrate de considerar los ciclos de facturación de la aplicación cuando planees desinstalarla. Los cargos recurrentes de las aplicaciones se generan al momento de la instalación y luego el primer día del ciclo de facturación de la aplicación. Aparecerá un cargo en la factura, incluso si eliminaste una aplicación uno o dos días después de instalarla:

Cargos por uso de la aplicación

Los cargos por uso de la aplicación están asociados con el ciclo de facturación de 30 días de una aplicación y representan cargos por eventos de uso de la aplicación. Debido a que el ciclo de facturación de una aplicación no será necesariamente el mismo que el ciclo de facturación de 30 días de Shopify, es posible ver los cargos por uso para un ciclo de facturación de una sola aplicación distribuido en dos facturas de suscripción de Shopify. Debes tener en cuenta los diferentes ciclos de facturación cuando consideres los cargos por uso en tus facturas.

Cantidades máximas

Las aplicaciones que cobran cargos por uso incluyen un monto limitado que impiden que la facturación exceda un límite máximo durante el período de facturación. Para continuar usando una aplicación después de exceder un monto máximo, deberás aceptar un nuevo cargo por uso. Esto evita que se te cobre por cualquier uso que supere el límite máximo.

Cargos únicos de la aplicación

Los cargos únicos por aplicaciones son para aplicaciones que no se facturan de forma recurrente. Verás facturas por separado para cualquier cargo único por aplicación; estos cargos no aparecerán en tu factura habitual de suscripción a Shopify.

Prorrateo, actualizaciones y cambios de suscripciones de aplicaciones

Si seleccionas un plan mejor o decides utilizar una suscripción más económica para una aplicación, esta te solicitará que aceptes un nuevo cargo recurrente por el uso de dicha aplicación. Esto se debe a que Shopify permite que cada aplicación solo tenga un cargo recurrente a la vez por uso de aplicación. El cargo recurrente por uso de aplicación existente será cancelado y reemplazado por el nuevo monto a cobrar.

Cuando actualices tu plan pasando de un cargo menos costoso a un cargo más caro, el cargo se prorratea según la diferencia en el precio y la cantidad de días restantes en el ciclo de facturación. Por ejemplo, si comienzas un ciclo de facturación de 30 días en un plan de $5,00 y luego actualizas a un plan de $15,00 el día 15 del ciclo de facturación, se te cobrarán $5,00 + ($15,00 - $5,00) * (15/30) = $10,00 USD.

Si decides cambiar tu plan de un cargo más costoso a uno menos económico, se te ofrecerá automáticamente un crédito por el uso de la aplicación basado en la diferencia de precio y el número de días restantes en el ciclo de facturación. Estos créditos se pueden usar para futuros cargos por compra de aplicaciones en Shopify.

Preguntas frecuentes sobre facturación de aplicaciones

¿Por qué parece que me cobran con retraso?

Podrás ver los cargos por uso de aplicaciones en tu cuenta apenas instales una aplicación, pero las tarifas se pagan solo después de que recibas tu factura mensual.

¿Por qué me facturan dos veces por el mismo ciclo de facturación de 30 días?

Si incurres en cargos por el uso de la aplicación después de que haya finalizado el ciclo de Shopify, pero antes de que se restablezca el ciclo de facturación de las aplicaciones, esos cargos de uso aparecerán en la próxima factura de suscripción de Shopify.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis